ESTUDIO EN CUALQUIER ESTANCIA


¿No dispones de espacio para planificar tus tareas? ¿Te llevas a casa parte del trabajo de tu oficina?

Sea el caso que sea, necesitarás un espacio donde trabajar en tu hogar.
Trabajar en los muebles la casa es una opción muy productiva, además de divertida. Así que no te preocupes si tu espacio de trabajo comparte habitación con la cocina o el salón.
Hoy te cuento como encontrar la solución en los lugares más insospechados. ¡Empezamos!
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA

- Cocina:
¡No tengas miedo de montar tu espacio de trabajo en la cocina!. Puedes elegir un frente de ésta y utilizar la encimera como mesa y los armarios para guardar todos tus papeles mediante archivadores y tenerlo todo organizado.
La barra de la cocina  también la puedes utilizar trabajar en ella. ¡Aprovechando el espacio de una forma creativa podemos conseguir lo que nos propongamos!

- Comedor:
Reserva parte de tu mesa para colocar tu mini oficina y compleméntalo con algún sistema de almacenaje sobre él. El hecho de que disponga también de un espacio de trabajo lo convierte en multifuncional.

- Salón:
Utiliza cualquier recoveco de tu salón como puede ser el hueco de una librería o un pequeño rincón inutilizado donde sólo tienes algunas plantas, y construye tu espacio de trabajo utilizando algunas baldas como mesa. También puedes darle continuidad a tus muebles de salón utilizando algunos estantes para sumar espacio de organización, y darle el toque chic con alguna silla plegable o taburete  que no te ocupará apenas espacio.

- Dormitorio:
Si tu cuarto no es muy grande y necesitas un espacio donde estudiar, puedes optar por una estructura de cama alta y ubicar tu espacio de trabajo debajo. Este tipo de camas liberan espacio que puedes aprovechar para colocar tu escritorio.

- Terraza:
Una buena solución es incorporarla al interior de la vivienda como zona de trabajo o estudio. Además, podrás ubicar la pantalla del ordenador en a la ventana para trabajar más cómodamente sin forzar la vista. Otra opción es colocar una mesa abatible para que puedas darle más de una función a tu terraza sin ocupar nada de espacio.

- Escalera:
¡El hueco de la escalera es un tesoro!. Opta por una estantería o escritorio que funcione como área de trabajo. Sobre ella, aprovecha al máximo la zona de la pared incorporando varias filas de baldas. Si el espacio disponible es pequeño, decóralo en tonos claros para dar sensación de amplitud.

- Armario:
Colocarlo dentro de algún armario empotrado que sólo utilicemos para acumular trastos, nos permitirá ganar metros cuadrados y hará que con un pequeño gesto como es cerrar la puerta o correr la cortina, nuestro mini despacho quede oculto.

- Vestíbulo:
Montar tu pequeño escritorio en el vestíbulo permite que lo pueda usar toda la familia, no quita espacio en los dormitorios y además permite trabajar sin tener que estar aislado.

¡Inspírate en los siguientes estudios y descubre que no hace falta dedicar una habitación exclusiva para tener nuestro espacio de trabajo!

PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA
PEQUEÑO ESTUDIO EN CASA

 *Fuente de imágenes: Pinterest

No hay comentarios

Publicar un comentario