ORGANIZA TU ESPACIO DE TRABAJO

¿Tu espacio de trabajo también se desordena sólo y no sabes cómo mantener el orden?

Aunque no lo creas, la decoración de nuestro escritorio influye muchísimo en nuestra productividad, y mantenerla ordenada y a nuestro gusto puede cambiar nuestra capacidad de trabajo.
¡Pon tu zona de estudio a punto con los siguientes consejos de organización!


- Mesa de trabajo:
Incorpora sólo los accesorios que utilices a diario como tus portalápices, bandeja para cartas, organizadores pequeños, tu lámpara de trabajo o tu agenda. Tenlo siempre a la vista para evitar rebuscar por los cajones volviendo al desorden.
Para tener un espacio aún más despejado, puedes optar por carritos con ruedas para tener tus imprescindibles a mano y a la vista.
Para que tu espacio tenga personalidad, puedes añadir algún cuadro o alguna vela para conseguir ese lugar que estimule tu creatividad.

- Iluminación:
Es imprescindible tener un foco de luz en nuestro espacio de trabajo. Piensa en las actividades que vas a desarrollar en ese espacio para distribuir bien la luz y no haya sombras que puedan molestarte.

- Caja para cables:
Puedes guardar todos tus cables en una caja específica para ello o usar una regleta para cables horizontal, lo cual mantiene el orden en tu zona de trabajo y hace que todos los cables se puedan esconder con facilidad.

- Cajones con separadores:
Para los materiales pequeños como clips, cinta adhesiva o bloc de notas, puedes usar separadores de cajones u organizadores, si son transparentes mucho mejor, ya que te permitirá ver que hay en cada compartimento. Todo seguirá en su sitio, ya que los divisores de espacio lo mantendrán en su lugar.

- Pared:
Los sistemas de barras y accesorios colgados de rieles se pueden convertir en portalápices o  en un lugar donde guardar tus útiles más socorridos sin ocupar ni un centímetro de espacio en tu mesa.
También puedes utilizar tu pared para colocar paneles imantados o tableros donde tener siempre a vista las notas más importantes y tener bien controlada tu agenda.
Si eres de los más creativos puedes pintar una zona de la pared con pintura de pizarra donde puedas apuntar todas tus notas. ¡Imposible perderlas!

- Almacenaje abierto:
Utiliza  baldas estanterías altas para para organizar los materiales que uses de vez en cuando, como  la impresora o el escáner y cajas para los documentos y materiales complementarios.
Organiza tus libros en ellas y elimínalos de tu mesa de escritorio. Puedes combinarlo con tus revistas favoritas, archivadores, cajas para documentos y algunos objetos personales.

- Almacenaje cerrado:
Esconde de la vista lo que apenas utilices, así mantendrás la sensación de orden y lo protegerás del polvo.
Puedes utilizar cajoneras con ruedas para poder desplazarlo haciendo que tu espacio sea mucho más flexible, o cajoneras clasificadoras, que te permitirán tenerlo todo a mano y bien ordenado.
Si eres de los más creativos puedes optar por vitrinas en lugar de librerías. Tus cajas y libros se verán de lo más elegante.

¡Inspírate en los siguientes espacios de trabajo y cambia tu ambiente!

organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo
organiza tu espacio de trabajo

*Fuente de imagenes: Pinterest e IKEA.





No hay comentarios

Publicar un comentario